praia preta, cachoeira y praia da feticheira

Caminar en Ilha Grande.

Una trilha es un camino rústico, usualmente con obstáculos como raices de árboles y piedras, de tamaño estrecho y típico de la mata atlántica.
Con zapatillas y repelente de mosquitos mediante más una botella de agua, se pueden conocer varias playas de la isla.

Siempre indicamos la misma referencia al iniciar una trilha: MIRANDO HACIA LA PLAYA existen dos opciones, izquierda o derecha.
Miramos hacia el mar y tomamos la izquierda, seguimos caminando felices de la vida (yo camino feliz de la vida) observándolo todo, a nuestra derecha decenas de barquitos, lanchas y hasta canoas; a nuestra izquierda pasaremos por el frente de una edificicación colonial color rosa, alli se encuentra la sede del INEA -Instituto Nacional Estudio Ambiental-, funciona un centro cultural, la policía municipal de Angra Dos Reis, los bomberos y la escuela primaria y secundaria Brigadeiro Nóbrega.
Caminando un poquito más pasaremos por dos miradores donde ya se puede observar la Vila de Abraão e media distancia.
Unos minutos más y llegamos  a la entrada del Parque Estadual de Ilha Grande. Aquí es donde se potencia la magia, un perfume a floresta que no logro descifrar desde que vivo en esta isla, una mixtura de clavo de olor y citronella natural que te dicen "Hola, bienvenidos a la selva". La caminata continúa igual, a la derecha la playa de deja ver entre las grandes piedras de Praia Preta y a nuestra izquierda la selva misma!

Praia Preta.
Una playa con todo, de interés geológico en sus arenas de tonos negros y dorados, nos ofrece una sombra interesante y natural, una laguna de agua salada que se forma de un riacho nacido en una no muy lejana cachoeira.
Me gusta Preta por su cercanía a la Vila, llegás en 10 minutos de caminata, ideal para un yoga matutino, leer un libro o jugar a la paleta (tiene un lindo espacio).
Justo en medio de la playa y un poco hacia adentro de la mata atlántica se encuentran vestigios de ruinas de lo que fue parte del presidio y un hospital utilizado como local de quarentena para inmigrantes estrangeros.
El color de la arena se debe a la presencia de minerales pesados existentes, principalmente la monazita, constituida por un conjunto de fosfatos de metales donde existe una cantidad de uranio interesante que provoca la radioactividad. Para no temer esta radiación de tipo natural es positiva, debido que ayuda a combatir la artritis y el reumatismo, así que si andás con algún dolorcito de huesos está bueno practicar un baño de arena preta en esta playa maravillosa.



Cachoeira da Feiticeira.
Saliendo desde Abraão y a una hora de trilha de distancia nos encontramos con la Cachoeira da Feiticeira, un espectáculo natural de 15 metros de altura. Para mi, una de las mejores caminatas que existen en Vila do Abraão, una trilha un poco estrecha por momentos, recomendada para realizar con zapatillas, no recomendada para realizarla después de un día de lluvia debido al camino arcilloso y por consecuencia resbaladizo.
Debajo e inmediato a la caída de agua de forma un pozo de agua natural donde esta permitido el chapuzón! Casi obligatorio es experimentar el chorro de agua helado en la espalda (asegurandose bien porque la fuerza con la que cae el agua es impresionante), quedás hecho una seda.

Praia da Feiticeira.
Casi como premio al final llegamos a esta pequeña pero bellísima playa, rodeada de una naturaleza sin igual, un agua templada que te invita a mergullar entre las piedras, donde es habitual avistar peces de diferentes tamanõs y colores y también tortugas.

Disfruten de las siguientes fotografías y vayan imaginando su caminata en medio de esta naturaleza incrível.





Palmeras imperiales del Parque Estadual de Ilha Grande.
Mirador de Praia Preta.




Praia Preta con sus arenas negras y doradas.

Cachoeira da Feticheira.

Praia da Feiticeira.


No hay comentarios

Publicar un comentario

© Biotiful Life • Theme by Maira G.